Integración de iPads

El Contexto

El proyecto se puso en marcha a comienzos del curso 2011-12, para integrar dispositivos táctiles en nuestras aulas de 3 a 6 años. Un total de 95 alumnos  se benefician directamente de esta iniciativa. Los responsables directos del proyecto son los profesores de Infantil con el apoyo técnico del Coordinador de Nuevas tecnologías y el pedagógico de la Coordinadora de Infantil.

Desde el primer momento los responsables del proyecto tuvimos claro que existía un gran potencial para aprovechar la capacidad de los nuevos dispositivos táctiles y navegar por la web, reproducir audio y vídeo, libros electrónicos y ejecutar aplicaciones variadas con objetivos muy específicos.

Rápidamente observamos que la solución más completa venía de parte de Apple, con lo que se aprobó la adquisición de 25 tabletas para distribuir cuatro por grupo. Esto siempre con opción de utilizar más de las cuatro asignadas por grupo si la situación así lo requería.

La organización pedagógica de esta iniciativa se entiende desde un punto de vista constructivista, donde el alumno explora con libertad e independencia, pero dentro de una estructura de centros de aprendizaje respetando los ritmos personales y potenciando el desarrollo de las inteligencias múltiples descritas por Howard Gardner.

El alumno rota por diferentes actividades a lo largo de una sesión de contacto y el docente puede establecerse en uno de los centros o “flotar” entre todos ellos, resolviendo dudas o proporcionando apoyo a alumnos que lo necesiten.

Así, nuestros alumnos pueden explorar, descubrir y aprender de forma autónoma Ciencias, Idiomas, o Matemáticas con un feedback inmediato que informa si las respuestas a los estímulos visuales y auditivos son correctas o necesitan mejorar. El alumno, Nativo Digital, aprende rápidamente a desenvolverse en este contexto y progresa al ritmo que más le conviene.

Los Contenidos

Los contenidos que trabajamos con este proyecto son los propios del currículum de Infantil, porque el iPad sencillamente es una herramienta que soporta y organiza nuestros propósitos.

Se abarcan objetivos y contenidos de las tres áreas: Identidad y autonomía personal, Medio físico y social y Comunicación y representación.

Iniciación en el uso de instrumentos tecnológicos como ordenador, periféricos, cámara o reproductores de sonido e imagen; valoración de los mismos como recursos que facilitan la comunicación.

Exploración del teclado y el ratón del ordenador y experimentación de su uso para realizar actividades apropiadas, como escribir su nombre, rellenar calendarios, agendas, mensajes, carteles, dibujar, transformar imágenes o jugar.

Visionado de producciones audiovisuales: películas, videos o presentaciones de imágenes. Valoración crítica de sus contenidos.

Distinción progresiva entre la realidad y representación audiovisual.

Toma progresiva de conciencia de la necesidad de un uso moderado, crítico y significativo de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Utilización de producciones audiovisuales y de las TIC para el acercamiento a las lenguas.

Comprensión global de textos orales en lengua extranjera, a través de situaciones habituales del aula y cuando se habla de temas conocidos y predecibles.

Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral de mensajes en lengua extranjera: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema.

Orientación Metodológica

Partimos de una perspectiva globalizadora, lo que implica que el aprendizaje es el producto de múltiples relaciones entre el nuevo conocimiento y el ya existente. Estos son algunos de los criterios que tenemos en cuenta.

• Partir de los intereses de los niños.

• Que los niños vayan adquiriendo aprendizajes significativos.

• La actividad como fuente principal de aprendizaje y desarrollo del niño, por lo que deben plantearse situaciones en donde el niño manipule, experimente y observe.

• La vida cotidiana como fuente de recurso.

• El juego como actividad natural favorece el desarrollo, estructura de conocimiento y sus esquemas de relación.

• Crear un diseño ambiental en cuanto a la organización del espacio y disposición del material de forma que estimule la interacción entre los adultos y niños, que manipulen objetos, observen y ofrezca un marco de seguridad afectiva y emocional.

• Organizar el tiempo en función de las necesidades de los niños, respetando sus ritmos individuales y manteniendo determinadas rutinas.

• Planificar la adaptación del niño a la escuela, estableciendo las condiciones materiales, personales, temporales… que garantice una atención individualizada, el respeto del proceso de cada niño y la necesaria comunicación con la familia.

• Establecer relaciones fluidas entre el centro y la familia, lo que va a permitir unificar criterios y pautas de actuación entre los adultos.

Estos principios metodológicos generales conducen a considerar un nuevo papel de los alumnos como protagonista del aprendizaje y de los profesores como orientadores y guía del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Organización de los espacios, tiempos.

La introducción del iPad vino acompañada del sistema de trabajo en Learning centers que han facilitado un uso adecuado dentro del aula. De este modo se convirtió en una herramienta increíble que contribuye rentabilizando el tiempo de consecución de objetivos, que en el caso de los de EI1 se haya ganado un mes en el ritmo.

 

Evaluación

El uso continuado de los dispositivos nos permite recoger de manera organizada información individual sobre el aprendizaje del alumno y, por consiguiente, proporcionar datos globales y pautas de actuación con cada alumno se recogen los siguientes:Entrevistas con las familias.Reuniones semanales de equipo.Rúbricas.Listas de cotejoLas conversaciones con los alumnos

Las situaciones de juego

Las producciones de los niños

Actas de evaluación

Evidencias fotográficas

La evaluación se lleva a cabo de la siguiente manera:

-Individualizada y diferenciadora, centrándose en la evolución de cada alumno, teniendo en cuenta su situación inicial y particularidades.

-Integradora, para lo cual contempla la existencia de diferentes grupos y situaciones y la flexibilidad en la aplicación de los criterios de evaluación que se seleccionan.

-Cualitativa, en la medida en que se aprecian todos los aspectos que inciden en cada situación particular y se evalúan de forma equilibrada los diversos niveles de desarrollo del alumno, no sólo los de carácter cognitivo

– Continua, ya que atiende al aprendizaje como proceso, contrastando los diversos momentos o fases. Dentro de esta se contemplan tres modalidades.

– Evaluación inicial. Proporciona datos acerca del punto de partida de cada alumno, dándonos una primera fuente de información sobre los conocimientos previos y las características personales, que permiten una atención a las diferencias y una metodología adecuada.

– Evaluación formativa. Se realiza de una manera continua durante el mismo proceso de enseñanza-aprendizaje, observando y valorando los progresos y las dificultades de cada alumno/a, con el fin de ajustar la intervención a las necesidades individuales, estableciendo las medidas de ajuste y ayuda que se consideren adecuadas.

– Evaluación sumativa. Establece los resultados al término del proceso total de aprendizaje en cada periodo formativo y la consecución de los objetivos.

Aplicaciones en el aula

A pesar de contar solamente con las primeras aplicaciones a modo de prueba en el primer trimestre, integramos los dispositivos hasta el punto de incluirlos en los planificados semanales de los profesores,  con usos tan específicos como:

Dictado de palabras con la App Doodle buddy: la motivación e implicación de los alumnos a la hora de escribir con los iPad no es comparable con la que muestran al presentarles una ficha.

Trazo y motricidad fina con la App Leer+Escribir (Todobebe): es una aplicación muy útil para el trazo de números y letras en mayúscula, a pesar de que no trabaja con el sistema fonético que utilizamos en el colegio para el aprendizaje de la lectoescritura; ABC´S Writer

Trabajar la memoria y la orientación espacial a través de la App de memoria (animales) y con juegos online.

Aprendizaje de sonidos y letras en inglés con la App Starfall Abcs: los niños afianzan los sonidos trabajados en el aula y reconoce su grafía con facilidad.

Apoyo visual y búsqueda de información relacionada con las Unidades de Indagación.

Desarrollo de competencias matemáticas (PopMath, contar los animales, sea numbers, Math Academy, Intro to Math de Montessori).

Desarrollo de la creatividad (Doodle Buddy, Draw, My Draw puzzles).

Más adelante en el curso, introdujimos dos actualizaciones que nos permitieron eliminar las aplicaciones peor valoradas por nuestro equipo docente, e incorporar novedades en las asignaturas u objetivos donde consideramos más oportuno.

Además, el uso de los recursos disponibles en los dispositivos varía considerablemente dependiendo de si son alumnos de 3, 4, o 5 años.

Valoración de la propuesta hasta ahora

En primer lugar, las primeras dificultades:

Convertir algo que parece un juguete en una herramienta de trabajo.

Conseguir un uso responsable de los iPad en el aula: lavarse las manos antes de utilizarlos, usarlos siempre encima de una mesa o en los rincones habilitados por el profesor.

Conseguir que no sean una distracción para el resto de los alumnos de la clase que se encuentren realizando otras actividades.

Las primeras semanas fueron novedad y los niños solo hablaban de los iPad, pero la adaptación fue inmediata por parte de todos. Las ventajas que hemos encontrado hasta ahora son:

Es una herramienta más al servicio de la educación individualizada innovadora.

La utilización a modo de PDI, con la ventaja de un uso individual adaptado a las necesidades de cada alumno.

Los niños pueden trabajar de forma autónoma, ya que hay aplicaciones que les dan las explicaciones necesarias, o bien con breves instrucciones pueden realizar las actividades.

Utilización en prácticas de aprendizaje en las que la tecnología no tenga especial protagonismo como el inicio a la lectura y a la escritura.

Son una gran motivación para los alumnos a la hora de realizar trabajos escritos o dibujos.

Siempre existe el peligro de utilizar los dispositivos sin un objetivo específico, perdiendo así efectividad en su implantación.

Facilitan el aprendizaje, pero no por ello son la única experiencia posible, y no debemos dejar de lado el resto de buenas prácticas ya existentes.

Hay problemas a nivel logístico: almacenamiento y carga de dispositivos, necesidad de alguno más para algunas actividades. Pero se han tomado en cuenta y se están buscando soluciones.

En las últimas pruebas del departamento de orientación, seleccionamos algunas aplicaciones para reforzar la orientación espacial, la memoria visual y auditiva. Los cuentos interactivos han proporcionado un gran apoyo a la lectura y a la comprensión lectora.

Queremos terminar compartiendo con vosotros el testimonio de la madre de uno de nuestros alumnos:

Queridas profes:

 Nuestra experiencia y opinión acerca del uso de iPads en el aula no puede ser más positiva.

 En primer lugar, por haberles brindado a nuestro hijos esa oportunidad tan valiosa. Muchos de ellos probablemente no podrían manejar un iPad a estas edades y, sobre todo, no lo harían con una finalidad pedagógica, guiados y supervisados por profesionales de la enseñanza. Es decir, tal vez algunos de los alumnos tengan iPads en casa, pero el uso es diferente, más enfocado a juegos y aplicaciones esencialmente lúdicas, creo yo. En nuestro caso, es Martín quien me pide que descargue las apps que usáis en el cole, de manera que tengo información acerca de cuáles pueden ser interesantes y útiles para el aprendizaje.

 En segundo lugar, por haberlo hecho tan pronto (es realmente pionero), en estos momentos de crisis en que los recortes dificultan las inversiones y, además, en la primera etapa de su educación.

El otro proyecto del que tengo noticia sobre el uso de iPads en el aula es el de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez (“Proyecto dedos”, lo he conocido a través del curso que he hecho con ellos) y también ha empezado en 2011 pero para Primaria y ESO.

No sé si el último sueño de Steve Jobs en el que se sustituirían los libros de texto por iBooks y en el que los niños irían al colegio solo con sus iPads estará muy lejano. Pero nuestros hijos ya han empezado a experimentarlo ¡en Eduación Infantil! 

Por último, por habernos hecho cambiar nuestra visión de las TICs.  De verdad que creo que éste es uno de vuestros mayores logros: enseñar también a los padres. 

Es comprensible el temor o la desconfianza que nos generan las nuevas tecnologías a los “inmigrantes digitales”, como los llamáis, desorientados y preocupados por los efectos que esos “cacharros” tendrán en nuestros hijos… Que si son adictivos, que si son competencia devastadora para los libros… Pero no son el enemigo, sino aliados. He aprendido a valorar sus ventajas y descubierto sus posibilidades aplicadas al aprendizaje. Creo que pueden ser un complemento realmente valioso. La cuestión reside, obviamente, en el uso que se haga de ellos (comedido, supervisado…). 

Ahora, leemos en el iPad (nuestro último descubrimiento ha sido un ebook de Peter Pan, ¡nos chifla!), dibujamos (en Twitter habéis recomendado una app buenísima que no conocía), practicamos con los números (tenemos otra de un pez para sumar que nos encanta. Por cierto, Martín cada vez se interesa más por las operaciones matemáticas, me pregunta a cada rato “¿7+3?, ¿8+2?, ¿10×10?” ¡¿Multiplicar?! Pues me ha dicho que 3×1 es lo mismo que 1×3. ¡No deja de sorprenderme!) y también practicamos la escritura (me he enterado de que los Rubio de toda la vida han lanzado los iCuadernos, ¡genial!).

 De manera que, GRACIAS.

 Un beso,

 Marián  

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *