FIESTA DE CUMPLEAÑOS

Queridas familias les recordamos que en el colegio disponemos de un servicio personal de organización de cumpleaños para nuestros alumnos de 0 a 8 años.

La fiesta se celebra en la Escuela Infantil, con un salón amplio  y grandes espacios para juegos. La familia dispone de una sala anexa para disfrutar del cumpleaños con un espacio reservado sólo para adultos. Si el cumpleaños se celebra en día de semana, la tutora acompaña a los alumnos hasta el lugar de celebración y deja al homenajeado y sus invitados con los monitores que les esperan para empezar las sesiones de juego.

Si alguna familia desea información debe ponerse en contacto con la secretaría del colegio para bloquear la fecha de celebración dado que sólo celebramos un cumpleaños por día y les ofreceremos detalles de todos los servicios de los que disponemos.

Os dejamos unas fotos de alguno de los cumpleaños celebrados en HAPPY SEK.

¡Os esperamos!

[photofade]


Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en FIESTA DE CUMPLEAÑOS

INTERNATIONAL BOOK GIVING DAY

foto

Proponemos diferentes formas para que los alumnos se involucren en esta iniciativa:

  • Recomienda algún libro que te haya gustado especialmente con un breve comentario en el blog, pide ayuda a un mayor.
  • Lleva a la biblioteca algún libro (¡en buen estado!) del que no te importe desprenderte, dando la oportunidad a otros de que lo disfruten porque sientes que vale la pena hacerlo. No te deshagas de los libros que no te gustan.

http://bookgivingday.com/

 


Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en INTERNATIONAL BOOK GIVING DAY

DÍA DE LA PAZ

Esta mañana todos los alumnos desde la Escuela  Infantil hasta 6º EP, hemos celebrado en un acto entrañable el «Día de la Paz y la no violencia».

Nuestro director Jacobo ha iniciado la presentación recordando la importancia de este día, a continuación Marián, nuestra bibliotecaria, nos ha contado un cuento precioso » La conejita Marcela» que nos ha hecho reflexionar a todos sobre la importancia de aceptar que aunque somos diferentes debemos ser capaces de respetarnos y vivir de forma pacífica todos juntos.

A continuación un alumno de cada curso en representación de sus compañeros ha leído los deseos de paz para este día tan especial. Para finalizar escuchamos una preciosa canción que muchos han cantado como final de este bonito encuentro.

[photofade]


Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en DÍA DE LA PAZ

Día mundial de la paz

El próximo 30 de enero celebraremos como cada año el acto conmemorativo del día mundial de la Paz.

Este año tendrá como tema principal la importante labor de Mandela en la lucha por la Paz, la igualdad, la libertad…

Imagen de previsualización de YouTube
Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en Día mundial de la paz

¡A dormir! Nueve trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

Los niños deben irse pronto a la cama. Lograr que los pequeños se vayan temprano para descansar es importante para su rendimiento escolar y sentido del humor. Y es que los problemas de sueño pueden incluso frenar el crecimiento del bebé. Este artículo ofrece nueve sencillos consejos para conseguir que el niño se vaya pronto a la cama y duerma las horas que precisa: calcular la hora adecuada de irse a la cama; repetir actividades nocturnas con el bebé; la cama nunca debe ser un castigo; mantener la misma hora de acostarse y de levantarse; el ejercicio ayuda al niño; fuera los videojuegos; usar una luz tenue; olvidarse del azúcar antes de dormir; y cada uno en su cama.

Lograr que los niños se vayan a dormir pronto puede convertirse en una lucha cotidiana. Por distintos motivos (ganas de jugar, miedo a la oscuridad, necesidad de llamar la atención, etc.), a muchos pequeños les desagrada el momento de ir a la cama, con las consecuentes discusiones y rabietas.

Dormir menos horas de las necesarias puede incluso alterar el crecimiento normal del niño

Dormir bien no solo es importante para potenciar su rendimiento escolar, sino que es clave para asegurar su salud (y la de sus padres). Las horas de sueño «repercuten en el rendimiento escolar de los niños y en su humor», concluye el estudio ‘Trastornos del sueño en la niñez’, de la pediatra Rocío Sánchez-Carpintero, publicado por la Asociación Española de Pediatría en sus ‘Protocolos de Neurología’. La experta afirma incluso que dormir menos horas de las necesarias puede alterar la velocidad normal de crecimiento del niño y, según recientes investigaciones, además, puede crear importantes problemas de conducta en los pequeños.

A pesar de la importancia que tiene que los niños se vayan a su hora a la cama y descansen el tiempo que precisan por su edad, «hasta el 30% de la población infantil tiene alteraciones crónicas del sueño», afirma el estudio de Sánchez-Carpintero.

A continuación se describen nueve sencillos trucos que ayudan a lograr que el niño se vaya a cama pronto y descanse tanto como necesita.

1. Calcular la hora adecuada de irse a la cama

Un recién nacido debe dormir 16 horas cada día, mientras que con un año bastan 14

La pauta más importante para lograr que el niño se vaya a la cama a lo hora adecuada es lograr crear una rutina de sueño para él. ¿Cómo? El primer paso es determinar cuál debe de ser la hora de irse a la cama. Un bebé recién nacido precisa dormir 16 horas al día. A medida que el pequeño crece, se reduce, según la siguiente progresión: 15 horas diarias a los tres meses de vida; 14 horas al año de edad; 13 horas a los dos años; 11 horas a los cinco; diez a los nueve años; nueve horas a los 14 años; y ocho horas a partir de la mayoría de edad.

2. Repetir actividades nocturnas con el niño

Para crear una rutina de sueño, el siguiente paso es establecer una serie de actividades que se repetirán cada noche, antes de ir a dormir. Puede ser darle un baño, ofrecerle un biberón de leche, cepillarse los dientes juntos o leer un cuento en su compañía. La creación de un ritual ayuda a la creación del hábito y a conciliar el sueño.

3. La cama nunca debe ser un castigo para niño

Mandar al niño a la cama como un modo de castigo es un error frecuente

La doctora Rocío Sánchez-Carpintero enumera una serie de medidas «de higiene» del sueño, que ayudan al niño a irse a la cama a hora que precisan, en su artículo publicado dentro de los ‘Protocolos de Neurología’ de Asociación Española de Pediatría. En este sentido, señala la especialista, «es importe evitar que el niño relacione la cama con una situación de castigo».

Según esto, es un error mandar al niño a dormir por haberse portado mal. Sin embargo, sí conviene que el niño pase tiempo en su dormitorio durante el día.

4. Misma hora de acostarse y de levantarse

Crear un rutina de sueño en el niño implica que no solo la hora de acostarse debe ser la misma sino, también, la de levantarse. Contar con horarios fijos facilitará que el pequeño acepte sin protestar irse a la cama a su hora.

Las vacaciones (Navidad, Semana Santa, verano) pueden desbarajustar algo este ritmo de sueño en el menor. Si durante las semanas de descanso, los niños que van a la escuela han cambiado sus horarios habituales (se acuestan y se levantan más tarde), es aconsejable que en los días previos al comienzo de las clases se vayan acostumbrando, de forma gradual, a su ritmo normal.

5. El ejercicio ayuda al niño

Para que no haya problemas para ir a la cama, lo mejor es que los niños lleguen a ese momento del día cansados y relajados. Por eso, es bueno que durante la jornada realicen actividad física. Los niños tienen mucha energía y están ansiosos por gastarla. Es importante que jueguen al aire libre, corran, hagan natación u otro deporte.

6. El niño no debe usar videojuegos de noche

Para que el niño se relaje, es importante evitar actividades que le puedan excitar durante esa última parte del día, entre ellas, los videojuegos y ver la televisión. Por su parte, la lectura de un cuento como última actividad del día -antes de apagar la luz y que el pequeño se quede solo en la cama-, contribuye a la relajación del pequeño.

7. Una luz tenue durante el sueño del niño

El grado de oscuridad de la habitación también es importante. No es bueno que entre luz de la calle. Por ello, cuando la habitación tiene una ventana exterior, conviene que quede bien cerrada por medio de una persiana o una cortina gruesa.

En cambio, sí puede resultar conveniente dejar alguna luz tenue en el interior de la habitación, para evitar que el niño tenga miedo al quedarse solo en la habitación. Esta luz será de ayuda, también, para que no se asuste, en caso de que el pequeño se despierte en mitad de la noche.

8. Olvidarse del azúcar antes de dormir

La alimentación también influye en la calidad del sueño del niño. Existen comidas que excitan al niño, por lo que harán más complicado que entre en la cama a la hora que necesita. En este sentido, es importante prescindir de las bebidas con mucha azúcar, así como de la cafeína, después del mediodía.

9. Cada uno en su cama

«Se debe promover la capacidad de que el niño pueda dormirse sin que sus padres estén presentes», explica Sánchez-Carpintero. Y en su propia cama. Si tras apagar la luz y abandonar la habitación, el niño vuelve a levantarse, la doctora recomienda actuar de la siguiente manera: acompañarle a su cama y calmarle. Sin embargo, no se debe repetir la rutina anterior (lectura, etc.), ya que el niño lo verá como una forma de ganar tiempo y es fácil que lo asuma como hábito.

Razones de peso para que el niño se vaya pronto a la cama

Dormir menos horas de las necesarias puede perjudicar la salud de los pequeños. Incluso podrían aparecer trastornos del sueño, bastante comunes en niños y adolescentes.

Jodi Mindell y Judith Owens hacen una radiografía de los problemas de sueño infantiles en su libro ‘Una guía clínica de pediatría del sueño pediátrico’ (2009). Algunas de las conclusiones a las que llegan son las siguientes:

  • Los problemas del sueño son comunes en niños y adolescentes.
  • En muchas ocasiones, tienen carácter crónico.
  • Los trastornos del sueño en menores tienen tratamiento y se pueden prevenir.
  • Los problemas de sueño infantiles tienen impacto en toda la familia.
  • El sueño de calidad es necesario para el correcto funcionamiento y desarrollo de los pequeños.
  • Las horas de descanso afectan el desarrollo físico, emocional, cognitivo y social de los niños.
  • Los trastornos de sueño en el menor pueden agravar otros problemas médicos, psiquiátricos o de desarrollo.

Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en ¡A dormir! Nueve trucos para que los niños se vayan pronto a la cama

¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

¿Cómo hablar de algo que no conocemos? ¿Cómo hablar de la muerte con los niños? ¿Qué es morirse? No hace falta que seamos niños para que nos hagamos estas preguntas una y otra vez. Y si la duda persiste para los mayores, ¡imagínate para los más pequeños de la casa! Es difícil explicar lo inexplicable. Pero eso, no quita importancia al tema. Alrededor de los cuatro años de edad, muchos niños se harán y harán a sus padres esas preguntas.

Las preguntas de los niños sobre la muerte

Y ¿qué hacemos? La muerte es un tema delicado y hay que elegir bien las palabras para no causar un efecto negativo en los niños. ¿Qué tienen que saber los niños respecto a la muerte? Más allá de las creencias religiosas que cada familia desee transmitir, hay verdades, compartidas por todos, que no pueden dejar de decirse. Por ejemplo:

 

¿Qué es morir?

Morir es terminar de vivir. Las explicaciones como «se ha ido», «está en el cielo «, «lo perdimos» o «desapareció», no son tranquilizantes si no se les explica claramente que de lo que se trata es del final de una vida.

¿Tú te vas a morir? ¿ Y yo? ¿Cuándo?

No debemos engañarles diciendo «cuando seamos viejecitos». Sabemos que lamentablemente no es siempre así: mueren bebés, niños, jóvenes, adultos y viejos. Morimos cuando se nos acaba la vida. Todo lo que nace, muere. Hasta aproximadamente los seis años de edad, los niños no se angustiarán con el tema de la muerte. Hablarán con naturalidad y, después de obtener la respuesta que buscaban, continuarán con su almuerzo, su juego o su película. Nos angustiamos los adultos. Como notamos en los ejemplos citados, los niños necesitan saber que el cuerpo sin vida queda en el cementerio, donde están las tumbas y en un lugar está escrito el nombre, apellido, fecha de nacimiento y de fallecimiento «de la persona que murió». O el lugar donde se hayan depositado sus cenizas.  Allí se puede ir a recordarlos. Una inquietud recurrente en los niños y en todo ser humano.

Todo niño debe tener la oportunidad de despedirse simbólicamente de ese ser querido que ha fallecido, puede ser escribiendo una carta, lanzando una flor, dando un paseo por el bosque mientras charlamos sobre lo que ha vivido a su lado. Si necesita llorar debe hacerlo y nosotros no debemos consolarlo sino decirle que entendemos su tristeza y que juntos buscaremos la manera de entretenernos y volver a sonreír. En ese momento es cuando los adultos haremos propuestas para ayudarles a sentirse mejor.

¿Qué queda de los muertos?

Algunos hablarán del alma y es importante que cuidemos las expresiones a fin de que el niño no busque algo intangible como el alma en un lugar físico y concreto, temiendo su aparición. Otra manera de responder podría ser: «quedan las fotos, los recuerdos, todo lo que nosotros y aquellos que le conocieron contamos de él, quedan las imágenes que tenemos de los momentos compartidos junto a él y queda la marca que dejó en nuestras vidas».

Antes de terminar es importante señalar que cuando los niños no hacen preguntas acerca de la muerte de un ser querido, no significa que no las tengan. Ellos perciben que formularlas abiertamente provocaría angustia e incomodidad en los adultos. Si de esto no se habla, es posible que aparezcan síntomas (físicos y psíquicos) de distinta gravedad. La verdad puede ser triste, pero ignorarla, puede ser incluso peor.

http://www.guiainfantil.com/educacion/temasespeciales/muerte.htm

 


Los niños, la leche y los lácteos

El calcio, los huesos y el crecimiento

El calcio es muy importante en el desarrollo de los huesos y por lo tanto, en el crecimiento de los niños. Y la leche lleva mucho calcio. De ahí que este alimento sea parte esencial de la alimentación infantil.

En  los primeros meses de vida los bebés solo necesitan tomar leche. Y la mejor es la de su madre, sin duda. Sin embargo, después de los 6 meses de edad, es necesario tomar otros alimentos para asegurar un crecimiento normal. O sea… que para crecer hace falta tomar otros alimentos.

¿Cuánta leche toman los niños?

Los niños de hoy toman casi la misma cantidad de leche que antes… o más bien un poco menos, según dicen las estadísticas… Pero eso es solo si nos referimos a la leche bebida normal. En realidad, se consume mucha más cantidad de leche que antaño porque hay mucha variedad de lactoderivados, listos para tomar. Vemos largas estanterías en los supermercados, y la nevera familiar suele tener batidos, natillas, yogures, queso cremoso batido, helados, etc.

Quienes son hoy abuelos, tomaban arroz con leche, flan o natillas una vez a la semana o si había una fiesta familiar. En la actualidad, es raro el día en que no se toman 3 ó 4 lácteos. Algunos niños toman más de un litro de leche al día.

¿Cuánta leche deben tomar?

Las necesidades de nutrientes siempre se han calculado sobre unos valores máximos. Esto quiere decir que las cantidades indicadas pueden ser excesivas para más de la mitad de los niños.

Concretamente, las necesidades de calcio se han sobrevalorado por muchos motivos. Uno de ellos es la presión que hacen algunas industrias en los grupos de “expertos” que dan las recomendaciones nutricionales.

A esto se une que la leche siempre ha sido barata, accesible y agradable al paladar.

A partir de los 2 años, se considera adecuado y suficiente que los niños tomen el equivalente a medio litro de leche al día. 

Leche entera, desnatada o semi ¿cuál elegir?

A partir de los 12 meses de edad los niños pueden tomar leche de vaca. Debe ser esterilizada y entera, o sea, con toda la grasa. Como crecen muy aprisa pero al mismo tiempo tienen un estómago pequeñito, conviene que tomen alimentos con muchas calorías. Y por el momento (salvo excepciones) el colesterol no es un riesgo para ellos. Además, la grasa de la leche favorece que se absorba la vitamina A y D.

A partir de los 3 años, es mejor que ya tomen leche con menos grasa, o sea semidesnatada.

Si los niños tienen sobrepeso o si toman muchos lácteos, es preferible que todos ellos (o la mayoría) sean desnatados. Recuerden que la grasa de la leche es saturada.

¿Vale la pena comprar leches “de crecimiento”?

Están hechas a base de leche semidesnatada a la que se añaden grasas vegetales. Pueden ayudar a controlar el colesterol. Pero eso se puede lograr tomando menos cantidad de leche entera y más alimentos ricos en grasas vegetales.

También les añaden azúcar o miel para dar mejor sabor, ya que las grasas que han añadido lo cambian. Esto tiene dos riesgos. Por un lado, va a favorecer las caries. Por otro, hace que los niños se habitúen a ese sabor dulce y ya no quieran tomar la leche normal.

Además, su precio es algo superior (un 50% más de media).

¿Pasa algo si los niños toman mucha leche?

No ocurre ninguna catástrofe, pero el exceso de leche y sus derivados tiene algunas consecuencias que no se suelen tener en cuenta.

– Las personas somos omnívoras, o sea, que nuestra dieta debe ser muy variada para tener todo lo que necesita nuestro cuerpo. Si se toma mucha leche, puede disminuir la apetencia por otros alimentos. Esto se ve a veces en la dieta infantil: comen las natillas, los yogures, etc y… no toman casi frutas ni verduras.

– Esto lleva a otro problemilla: el estreñimiento. Por un lado, la leche tiene poco residuo sólido para eliminar. Por otro los niños, llenos de leche, toman muy pocos alimentos con fibra (verduras, frutas, legumbres, cereales integrales). O sea, que además de tener una dieta monótona y poco variada, el niño puede tener dolores de tripa y dificultad para ir al baño.

– Tercero: El calcio de la leche se une al hierro. Cuando van juntos nuestro intestino no los puede absorber. Si se toma mucha leche se tiene calcio de sobra. Pero en cambio el hierro está en pocos alimentos y necesita ir junto a la vitamina C para asimilarse mejor. Si nuestros niños toman calcio en todas las comidas ¿cuándo reponen sus reservas de hierro? Por eso hay que recuperar la costumbre de tomar fruta de postre del almuerzo en lugar del yogur.

– Cuarto: sobredosis de grasas saturadas. La leche de vaca contiene grasa que es saturada. O sea, la que menos les conviene a las arterias y al corazón. Para cuidarlos, es mejor tomar lácteos desnatados.

– En quinto lugar, es una tentación para sobrealimentar. En algunas familias existe la costumbre de dar un lácteo dulce cuando parece que el niño ha comido poco. Posiblemente ya se sentía lleno, pero eso no lo rechaza porque es dulce y cremoso. ¡Los dulces siempre nos apetecen! Eso son unas cuantas calorías de más cada día, que pueden llevar a la obesidad. Y además, el niño aprende a seguir comiendo aunque se sienta lleno, lo que aumenta ese mismo peligro.

Por último, hay que tener en cuenta que muchos de los postres lácteos además de leche tienen azúcar y otras sustancias que aumentan las calorías. Y otros son tan cremosos porque tienen mayor grasa que la leche. Recordemos que los alimentos con azucares y grasas solo se deben tomar de vez en cuando (están en la zona roja de la pirámide alimentaria).

¿Qué pasa si no se toma leche ni lactoderivados?

El esqueleto se tiene que fortalecer con mucho calcio durante el crecimiento. Para asimilar bien el calcio es necesaria la vitamina D. Ésta se forma en la piel cuando nos da el sol. Además hay que moverse y estar activos, para que se fije mejor al esqueleto.

En una dieta variada hay muchos alimentos que tienen calcio. Es muy raro tener deficiencia de calcio, salvo en caso de fallo hormonal. Ejemplos: los pescados (especialmente los que se comen con las espinas como los boquerones o las sardinas en lata), los mariscos, los frutos secos, las legumbres y verduras como el brócoli.

En resumen:

  • La leche es importante en la alimentación infantil. Pero hay que tomar además otros alimentos variados.
  • Cuanto más variada sea la dieta, más probable que sea completa.
  • Se deben tomar 2 ó 3 raciones de lácteos al día. Mejor menos que más.
  • Hay calcio en muchos alimentos, además de la leche.
  • A partir de los 2-3 años, se pueden tomar lácteos desnatados.
  • Al mediodía es mejor tomar fruta de postre o un zumo natural para asimilar mejor el hierro. Tomar un lácteo aumenta el riesgo de quedarse bajo de hierro.
  • Los lácteos azucarados no se deben tomar a diario.
  • Pasear y jugar al aire libre ayudan a que el esqueleto se haga fuerte (por la vitamina D y el ejercicio).

Ana Martínez Rubio. Pediatra. Centro de Salud de Camas. Camas (Sevilla)


Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en Los niños, la leche y los lácteos

Los padres que leen un cuento a sus hijos están en peligro de extinción

Los padres que leen un cuento a sus hijos están en peligro de extinción. El estrés y la falta de tiempo son los principales factores que impiden que los padres lean cuentos a sus hijos pese a que a ellos si se los leyeron durante su infancia.

Informativo nº 58 de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE) con noticias de actualidad sobre la educación infantil.

Imagen de previsualización de YouTube
Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en Los padres que leen un cuento a sus hijos están en peligro de extinción